miércoles, 5 de septiembre de 2007

Quien Fue Alcides Prado Quesada?

Alcides Prado Quesada

Nació el 5 de noviembre de 1900 en San Ramón y allí mismo hizo estudios primarios. Luego estudió en el Colegio Salesiano de Cartago.

Sus primeros estudios musicales se los dio su padre don Pedro J. Prado, quien era músico y compositor. Estudió piano con el maestro Manuel de J. Freer, violón con don Alfredo Morales; composición y armonía con don Julio Fonseca. Fue también alumno de la Escuela Santa Cecilia.

En el año 1919 se incorporó como violista a la Compañía de Opera Brancalle, -empresa teatral que contrataba los mejores artistas del mundo en aquella época- y recorrió Centro, Sudamérica y las Antillas en varias oportunidades, hasta el año 1924 cuando se trasladó a Panamá y fundó allí su orquesta. Para entonces, se trasladó a Panamá y allí fundó su orquesta. Para entonces ya había compuesto muchas canciones. Recuerda que talvez su primera composición se la hizo a su madre, por el año 1914. En el año 1926, estando en Panamá compuso un pasillo con el título “No digas que no”. Existía por entonces el cine mudo y en los teatros se acostumbrada llevar artistas que cantaban canciones en los escenarios, antes de comenzar el cine. Proyectaban la letra de la canción en la pantalla, mientras el artista la cantaba. En esta forma, el público lo aprendía rápidamente. Don Alcides, quiso ayudar a un músico colombiano de apellido Rodríguez y le dio el pasillo “No digas que no” para que lo comercializara. Rodríguez lo llevó a Colombia y en 1927 le escribieron a don Alcides desde Medellín solicitándole su autorización para grabarlo en sello Víctor. La grabación fue hecha a dueto por las cantantes de moda y éxito en aquellos días: Margarita Cueto y José Moriche. Se vendieron miles de discos, pues la canción fue un “hit”. En varias oportunidades la casa Víctor le envió las regalías correspondientes a los derechos de autor y recuerda que su primer cheque fue por US$280.00 suma fabulosa en aquella época.

Posteriormente la canción fue grabada con los mismos intérpretes en el sello Bronswick, y no hace muchos años también fue grabada en Panamá como música típica de ese país.

Por aquellos años compuso también dos tangos: “Déjame morir a solas”, que dedicó a su maestro Julio Fonseca y “Tristeza”; tres fox-trot: “Triunfador”, “Gran Pilón” y “Carmen” (letra de Jorge Sáenz C.) que dedicó a la señorita Carmen Carvajal Martínez, su novia y con quien casó en 1929.

En el año 1931 regresó a Costa Rica y se hizo cargo de la Banda de Alajuela. Por estos años también se ocupó como Profesor de Música en colegios y escuelas.

En 1940 fue nombrado Director Técnico de Música del Ministerio de Educación, cargo que desempeñó hasta 1948.

También, en 1940 trabajó como profesor de Conservatorio Nacional. En este mismo año se fundó la Orquesta Sinfónica Nacional y desde entonces, hasta el presente, se ha desempeñado como violista.

Del año 1962 a 1977 ocupó el cargo de organista titular de la Catedral Metropolitana de San José.

Su labor como compositor ha sido extraordinaria. Ha compuesto en todos los géneros musicales.

- Canciones populares y escolares; ya no recuerda cuántas hizo.

- Música religiosa: tres misas y varias plegarias.

- Música teatral: (de la cual tuvo una gran experiencia cuando trabajó con la Compañía Bracalle) compuso una ópera “María”; de una opereta “Aladino”, dos zarzuelas “NuestraTierra” y “Milagro de amor”. Todas fueron presentadas varias veces en el Teatro Nacional, especialmente “Milagro de amor” que tuvo gran acogida por el público y luego fue filmada en película.

Obras sinfónicas:

“En el Palenque”, intermezzo indígena, premiado en concurso en el año 1933.

“Dulce Hogar”, suite para orquesta de cuerdas, premiado por Artes y Letras en concurso celebrado en 1963.

“Tamira”, poema sinfónico estrenado por la Orquesta Sinfónica Nacional en el año 1969.

“Remembranza” poema sinfónico estrenado en 1971 también por la Orquesta Sinfónica Nacional bajo su dirección.

“Suite indígena” para Orquesta de Cámara (inédita).

“Cantata de la Independencia”, para Banda, Orquesta y Coro. Premiada en concurso en el año del sesquicentenario (1971) y ejecutada varias veces.

“Acuarela Guanacasteca”, para coro y piano. Fue estrenado en el Teatro Nacional en 1967 en un concierto en el que solo se tocó música de don Alcides.

“Siguiendo la Estrella”, fantasía sinfónica navideña con coros, estrenada en diciembre de 1963 por la Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro de la Universidad de Costa Rica.

Gran número de himnos para escuelas y colegios. El Himno de la ANDE, el de APSE, el de la Unión de músicos Costarricenses y el Himno a las Madres (con letra de L. De B. Fentanés).
El último himno que compuso y con el cual tuvo un éxito extraordinario fue el Himno Latinoamericano (letra de Efraín Núñez Méndez) premiado en Méjico en el año (1979), entre 23 himnos presentados a concurso por las diferentes naciones latinoamericanos. En Costa Rica fue seleccionado entre 14 que fueron presentados a concurso. Considera don Alcides que esta designación en la mayor satisfacción que ha recibido en su vida de compositor.

Don Alcides ha contado con la gran suerte de haber encontrado en su esposa doña Carmen, una mujer de extraordinario talento y a quien debe la letra de muchas de sus composiciones especialmente de las obras teatrales: “María, “Aladino” y “Milagro de amor”.

Bajo su dirección se grabaron varios discos de música nacional: uno con los himnos y marchas más conocidos en Costa Rica; el segundo con música típica grabada con orquesta y como un homenaje que se le hiciera a los compositores nacionales con ocasión del 150 aniversario de la Independencia Nacional (1821- 1971); y el tercero con 14 composiciones suyas. Además varios discos sencillos, entre los que se destacan la grabación que hiciera del himno nacional.

Con una gran sencillez y modestia cuenta don Alcides su vida y dice que su obra musical no tiene nada de extraordinario, reconociendo únicamente la labor incansable que ha podido hacer hasta el presente.


Fuente de información
Rico, J. Las Canciones más bellas de Costa Rica. Academia de guitarra latinoamericana. San José, Costa Rica.

3 comentarios:

niquiriche dijo...

ESTIMADOS SEÑORES:
EL AUTOR DEL HIMNO LATINOAMERICANO ES DON EFRAIN NUÑEZ MADRIZ NO MENDEZ. FAVOR RECTIFICAR ESTE ERROR INVOLUNTARIO EN SU RESEÑA HISTORICA DE DON ALCIDES PRADO
ATENTAMENTE
KATTIA NUÑEZ T.

Roxana Solera dijo...

Quisiera saber si don Alcides Prado creo la música del himno de la Esc. Esmeralda Oreamuno de Jiménez de Cinco Esquinas de Tibás. Ya que aparentemente no está Inscrita en el MEP.Y necesitamos corroborar la Información Pues el ministerio no aparece.

wkorte dijo...

Para completar la información sobre don Alcides, hay que indicar que actuó en muchas ocasiones como maestro de capilla y durante muchos años fue violista en la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica. Don Alcides falleció mientras dormía, el 9 de octubre de 1984, pocas horas después de haber asistido a un ensayo de la Sinfónica.